-->

Sunday, 13 April 2008

Tantra y Sexo, Realidad y Ficción


¿Qué significa Tantra?

Etimológicamente "Tantra", es una palabra sánscrita que significa "continuo", que se ha utilizado para clasificar todos los sistemas de técnicas de meditación que permiten transformar nuestra mente bajo un proceso continuo que nos lleva desde nuestro actual estado mental confuso e ignorante, hasta lograr un estado despierto búdico, una mente perfectamente iluminada.

SamantabhadraSamantabhadri

Tantra y Occidente

Hoy en día el Tantra ha comenzado a ser estudiado en Occidente, pero más bien, se nos ha armado un verdadero lío si vemos todo lo que se vende en el llamado "mercado espiritual" que aloja desde libros, talleres, videos, conferencias de maestros(¿?), centros de budismo y yoga dirigidos por mal calificados profesores. Hoy en día cualquiera escribe un libro sobre 'Sexo y Tantra ", nada más porque se ha tomado unos cursillos por ahí en India, Tibet, China, Nepal o Kashmir, o han traducido algún texto en tibetano o sánscrito al respecto, entonces van y cuentan una historia acerca de esto y etc. Pero estas personas que venden o enseñan estos cursos o han traducido o escrito estos libros, ¿tiene ellos algún grado de logro espiritual(*) verdadero? Además, ¿son sus traducciones fielmente representativas de lo que el tratado en cuestión pretende transmitir o lo que el mismo autor original pretendía comunicar(**)?

Hace milenios en el Shurangama Sutra, Buddha mismo ya advertía sobre los numerosos maestros, instructores o profesores que enseñaban las falsas doctrinas de unión sexual como un medio de elevación espiritual, muy proliferadas en esa época y en las centurias que siguieron y lamentablemente vemos que aun hoy en día este enfoque errado persiste. Originalmente nunca los Tantras buscaron explorar la potencialidad gozosa de la experiencia sexual, pues cualquier Sistema Yóguico genuino o Tantra no es más que un sistema psicológico extremadamente fino que busca trascender y quitar el valor intrínseco a cualquier experiencia de deseo o éxtasis, o a cualquier experiencia de dolor o sufrimiento.

Los occidentales hemos comprado el discurso de muchos charlatanes o pseudo-maestros que realmente estaban mal calificados, incluso -en términos del conocimiento de los tantras- verdaderos monjes orientales o estudiosos y eruditos occidentales y asiáticos tampoco tienen la calificación necesaria. La apariencia nos ha engañado una vez más…aunque después de todo, era absolutamente previsible, siempre fuimos unos pobres consumistas insatisfechos y desesperados; aunque ahora lo fuimos pero de la manera más sutil que nuestro ego pudiese ingeniar, que fue dejando ese consumismo al borde de nuestra propia alma.

Los occidentales hemos sido muy tontos al mezclar por un lado una sesgada comprensión e interpretación de los Tantras, con la idea propia de nuestras pequeñas fantasías sexuales y de trascendencia erótica y del placer como un fin en si mismo, o como la puerta que nos abre a la experiencia de la divinidad o la trascendencia. Confundimos el Tantra con los ritos paganos de los Maithunas o los ritos paganos y hogareños del Kamasutra. Ritos que solo están relacionados a las religiones pre-hinduistas de adoración a Shiva [con el lingam puja o puja del pene] que luego derivó en el actual hinduismo; y los ritos del Shaktismo [yoni puja o puja de la vagina] de los Dravidios, etc. Esto claramente es propio de una civilización (o mentalidad) más primitiva donde aun los mapas mentales que interpretaban la realidad, adoraban y buscaban premio y libertad en torno a la naturaleza. Esto por la vía de experiencias que estuvieran relacionados o con el cuerpo humano o en relación a los fenómenos de la naturaleza (como las estaciones del año, la luna, los fenómenos climáticos, los animales o sus espíritus, las plantas alucinógenas o sus espíritus, el cosmos, y etc.).

Por otro lado actualmente nuestros malentendidos linguísticos también han complicado las cosas, desde la escasa literatura traducida fielmente que existe actualmente de los Tantras originales tanto de India, Bangladesh, Nepal, China o Tibet; tanto como por la barrera del lenguaje que se ha presentado a los traductores (recientemente hubo un encuentro en Barcelona del muchos grupos eméritos de traducción como el Padamkara. Sucede que las ideas orientales intrínsecas en tos textos de los Tantras son muy mal comprendidas por nosotros al traducirlas, incluso los mismos eruditos occidentales de tibetano y sánscrito han errado en esto, esto no es ningún misterio (+info1, +info2, +info3). Es por esto que hasta los más altos eruditos reciben explicaciones orales en relación a los textos tántricos(**), explicaciones que siguen una tradición oral muy cuidada y muy cerrada, justamente para que no cualquiera se haga el representante de tales conocimientos, y de esta forma se preserve su pureza y exactitud; y también sobretodo porque en la mayoría de los casos poner los tantras superiores en práctica implica sutilezas que son en extremo peligrosas para la estabilidad emocional y psicológica, ya sea que la persona tenga un altísimo conocimiento de la filosofía budista (como los eruditos), y sobretodo si aun no tiene ciertas señales de realización meditativa(*).

Hay una gran cantidad de población de personas sumidos al rededor de la errónea interpretación de las técnicas y las enseñanzas de los yogas tántricos budistas e indúes. Es verdaderamente una pena pero es así.

 

Los Fundamentos del Tantra

Para comprender el espectro por donde debe transcurrir cualquier sistema Tántrico, es esencial el reconocer los principios fundamentales sobre los que ellos son construidos. Los fundamentos mismos del Tantra o lo que ha de entenderse como la causa fundamental de la transformación de una mente humana común y corriente en una mente superior diamantina, es la Mente de la Bodhicitta. La Bodhicitta no es más que la Compasión y la Bondad Amorosa unidas como un aspecto metodológico que permite el desarrollo del Conocimiento de la Sabiduría (Skt. Prajña) y de la Sabiduría Trascendental (Skt. Jñaña).

La mente común y corriente debe estar permanentemente relacionada con la Bodhicitta Relativa para comenzar el camino Tántrico, posteriormente el resultado de esta relación y del método Tantrico particular, será el florecimiento de una Mente Perfectamente Iluminada que no es más que la llamada Bodhicitta Absoluta, el resultado final del Camino Tántrico.

Por lo tanto, la Bodhicitta está siempre presente en cualquier sistema Tántrico y en cualquier etapa del proceso de la metodología tántrica. El Tantra está condicionado entonces por el recorrido evolutivo que implican todos los aspectos de la Bodhicitta Relativa en el continuo mental de un ser humano común y corriente, hasta que en base a un proceso gradual es posible transformar por completo la percepción mental de la realidad del Tantrika.

 

Todos los sistemas de Tantra tienen en común cuatro aspectos constitutivos, los que son:

HH Dalai Lama. Canada i) La Renuncia. Es la renuncia a las causas del Samsara. El abandono y/o la transformación de las causas de la Ignorancia Fundamental y la confusión en cuanto Emociones Aflictivas en lo que se denomina Conocimiento de la Sabiduría .

ii) La Correcta Visión La Correcta Percepción de la Vacuidad (que es co-manifestada en el primer tipo de Meditación en Samadhi como una de las causas)

iii) La Mente Bodhicitta (la Compasión y la Bondad Amorosa unidas como un aspecto metódico que genera Sabiduría Trascendental)

iv) Un Perfecto Entendimiento Intelectual de la Vacuidad. Estas es la menos importante de los cuatro, pero todavía es de increíble importancia!! En ella se establecen los límites en los métodos tántricos, dando la orientación de que es y que no es favorable hacia la iluminación.

(Nota: Siento decepcionar a algunos imaginativos y fantásticos lectores como a toda la gente que ve el sexo como parte del Tantra. Pero como vemos realmente el sexo no es parte fundamental del Tantra).

 

La Correcta Percepción de la Vacuidad

La Correcta Percepción de la Vacuidad se representa como una "Visión", ya que se define a un nivel de experiencia y no a un nivel de conocimiento. Se trata de una percepción intuitiva, una percepción no-conceptual, en relación con el nivel más sutil de la conciencia. Esta experiencia es totalmente diferente de cualquier conocimiento que los occidentales puedan entender como "conocimiento" y diferente a cualquier experiencia que los occidentales puedan entender como "experiencia", pues queda incluso fuera de cualquier relación con el lenguaje y su epistemología.

Existen diferentes técnicas, métodos o enfoques que nos ayudan a entrar en La Correcta Percepción de la Vacuidad, todos ellos se mueven a lo largo de la polarización de las fuerzas naturales de los seres humanos que son –tal como los filósofos indios lo han expuesto tan correctamente- las expresiones de (Skt.) Purusha, y (Skt.) Prakirty, o de la mente y el cuerpo/forma, o el alma eterna y el espíritu, o de la divinidad y la humanidad, o masculino y femenino, Ying y Yang, o como tu quieras colorearlo, etc.

De los métodos que abarcan el aspecto de Prakirty, tienes el Hatha Yoga, el Ashtanga Yoga, el Iyengar Yoga tal y como se enseñan de acuerdo al Hatha Yoga Pradipika, el Yoga Korunta, y los Yoga Sutras de Patanjali; o los yogas tibetanos como el Yogas de Kalu Rinpoche, el Yantra Yoga de Namkhai Norbu (linaje de Vairotsana) o el Kum Nye Yoga de Tarthang Tulku y algunos otros yogas tradicionales. De los métodos que abarcan el aspecto de Purusha, tienes los Jñaña Yogas indios y en general lo que es el Budismo y todas sus ramificaciones de prácticas de meditación y de profundo estudio filosófico, siendo estos últimos los que dan la base para las meditaciones.

Lamento decepcionar a muchos lectores nuevamente, pero a través de estos métodos tántricos en relación a Prakirty -los relacionados con el cuerpo- no hay absolutamente ninguno que utilice el sexo.

 

La Visión Correcta de la Vacuidad y la Meditación

En cuanto a La Correcta Percepción de la Vacuidad en relación con la Meditación, es pertinente entender que la Vacuidad sólo puede ser experimentada en el interior de la Meditación en Samadhi y en ninguna otra parte! El resto de las historias que se pueden oír sobre el espacio mental donde es posible conseguir La Correcta Percepción de la Vacuidad son sólo alucinaciones.

Se dice en las enseñanzas de Khenchen Konchok Gyaltsen Rinpoche el Abad de todos los Khenpos de la tradición Drikung Kagyu de budismo tibetano que: "Cuando la ética de uno es pura, se puede lograr la virtud de la Meditación en Samadhi" Por lo tanto, sin el logro de la pureza de la virtud, es imposible lograr la llamada Meditación en Samadhi, que es la causa para desarrollar luego la Bodhicitta de Acción adecuada, o la expresión de las virtudes en términos superiores (en términos de Jñaña), es decir, asentadas en la sabiduría trascendental, es decir, realizadas por una mente que ya carece de dualidad o percepción egótica.

 

Visión de la Vacuidad y Conocimiento de la Sabiduría

Finalmente el método más obtuso para obtener La Correcta Percepción de la Vacuidad es por medio del estudio filosófico que genera una cascada conceptual, como un dominó que finalmente afecta las creencias, luego el gusto, luego las conductas y ahí los patrones mentales hasta generar un nuevo sentimiento, el que luego permite incorporar el chispazo de La Correcta Percepción de la Vacuidad para luego estabilizar esto.


DSC01306B¿Cómo se practica el Tantra realmente?…. solo meditando!

Una vez más, hay muchas tradiciones Tántricas ejemplares en la India, en Bangladesh, en Kashmir, Tíbet, etc, donde el Tantra es practicado confiablemente aun hoy en día.

Para practicar el tantra confiablemente tenemos que aceptar (entre muchas otras condiciones) que sólo dentro de una sesión formal de meditación sentada es posible hacerlo. Es más, es desde ahí y dentro de un estado mental muy sutil que se hace posible la práctica de lo que se propone el Tantra. Entre las tradiciones de meditación sentada, nos encontramos con todas las tradiciones hinduistas y budistas de la India, Asia, China, los países árabes hasta Sri Lanka a lo largo milenios.

 

Tantra y Sexo

Pero ¿qué decir acertadamente sobre el sexo en el Tantra? Verdaderamente el sexo no queda fuera de los elementos que un verdadero yogui puede utilizar para trabajar las sutilezas mentales. Sutilezas que realmente están fuera del alcance de lo que tu o yo podamos concebir. En realidad sólo un Yogui puede utilizar la unión genital como una herramienta de apoyo a la práctica Tantrica. Por tanto cualquier Tantrika que esté involucrado a este nivel, tiene que haber alcanzado como mínimo una estabilidad constante en La Correcta Percepción de la Vacuidad en unión con la Bodhicitta. Sólo en este caso se pierde la fantasía y el acto de unión de órganos deja de ser “sexual” y más parece como agarrar una cuchara y batir una sopa.

YabYum 

Todos los practicantes tántricos que están relacionados con la unión de los órganos masculinos y femeninos son altamente cualificados, a manera de decir, que son de los mejores meditadores de este mundo y no menos. En este nivel es imprescindible ya tener un alto nivel de realización espiritual donde ya se ha dejado de lado el interés por si mismo y no hay destellos de interés propio ni percepción de una presencia intrínseca, se ha dejado naturalmente de lado el interés por los aspectos mundanos de la vida. Sin estos requisitos, el intentar utilizar el sexo como un medio para lograr beneficios relacionados al Tantra no es mas que una gimnasia sexual igual a la que llevan a cabo los toros en los cerros de Sevilla…

Las prácticas tántricas que utilizan la unión de órganos se llevan a cabo bajo absoluto secreto como parte de las condiciones que deben anteceder estos yogas. Por lo tanto si llegas a saber de alguien que lo practica, eso está muy mal y claramente habla muy mal de esas personas, no corresponde a ninguna tradición ni a las condiciones que permiten una buena práctica en este sentido el dar a conocer a nadie los lugares y momentos en que dichas prácticas se realizan.

Con todo, este artículo me alegra porque les da algunas herramientas para reconocer fácilmente las falacias y falta de preparación de cualquier filósofo, autor, maestros o instructor de Tantra en relación al Sexo.

Como practicantes espirituales normales, también nos alimentamos de comida, vamos a trabajar de mañana, hacemos mierda en el baño después de almuerzo, y de vez en cuando hacemos el amor o al menos tenemos sexo con una chica/o (para los que no tienen con quien hacer el amor). Entonces tenemos que relacionarnos con estas actividades por lo que son, como actividades mundanas comunes y corrientes, y no como una fuente o causa de la iluminación o de desarrollo espiritual o trascendencia algunos. Tomemos nuevamente las riendas sobre lo que realmente hay que hacer si solamente queremos ser seres humanos comunes y corrientes -alienados y sin sabiduría- o si aun más, queremos lograr la perfecta iluminación.

Buddha Awakening Statue

 

La Perfecta Iluminación no se puede acceder sin la práctica de los Tantras Superiores y la Bodhicitta,

Los Tantras Superiores no se pueden acceder sin la experiencia de la Verdadera Meditación,

Siendo esto cierto, la Verdadera Meditación no se puede acceder sin La Correcta Percepción de la Vacuidad,

La Correcta Percepción de la Vacuidad no se puede acceder sin la Bodhicitta Relativa (la compasión y la bondad amorosa y las virtudes) y/o Conocimiento de la Sabiduría, junto con los Entrenamientos de Meditación.

 

 

Juan Andrés,

Namasté.

 

 

Notas al Pié:

(*) Para un acercamiento acerca de qué significa la "Realización Espiritual" lee este artículo: Percepciones de Realización en el Tantra.

(**) Del artículo El Budismo los Lamas y la Tradición Tántrica: "Recordemos que ni siquiera un occidental que sepa leer tibetano 100% es útil, pues las enseñanzas budistas escritas son de dos calibres: las literales y las interpretativas. Las enseñanzas interpretativas tiene lo que se llama las 4 interpretaciones del texto: la literal, la general, la oculta y la secreta. Obviamente, para entender las enseñanzas que se llaman "interpretativas" -y que por cierto son las más interesantes!!- es necesario un Maestro Cualificado de Linaje Tantrico que tenga la autorización y POSEA REALIZACIÓN espiritual para otorgar -en su debido momento y respetando los preceptos puros de transmisión (Samaya)- los comentarios orales de la interpretación oculta y secreta".

 

3 comments:

Anonymous said...

1) El sexo incorporado a la práctica espiritual me parece peligroso, por mucho nivel de realización que tengan los yogis que lo practican.

Comentarios de Juan Delmastro: Este lector debe profundizar en el estudio de las clasificaciones de los beneficiosos resultados que producen sobre otros seres humanos los niveles de realización yóguicos (samadhis y bhumis), específicamente por medio de las actividades del cuerpo, palabra y mente. Sin duda, estos efectos como fruto de estas realizaciones dejan un trazo inconmensurablemente beneficioso en toda persona que llegue a exponerse a ellos.



2) Creo sinceramente que lo ideal es llevar una vida sexual sana, esto es, follar como se ha follado toda la vida, sin más complicaciones.

Comentarios de Juan Delmastro: Una vida sexual sana es siempre recomendable, sobretodo antes de tener el menor grado de realización espiritual.



3) Tanto lado oculto y esotérico me huele mal, a algo podrido.

Comentarios de Juan Delmastro: En realidad aseverar que existe "tanto" lado oculto y esotérico es más propio del iletrado en estos temas, cuando desde esa perspectiva iletrada los métodos del tantra se ven bajo un prisma desvirtuado de "opinion personal". Esto sin duda es lo que le ha hecho tanto daño a la interpretación del tantra budista e indio por parte de las costumbres y fantasías occidentales.



4) ¿Me podrían hablar acerca de la esclavitud sexual de las consortes obligadas a usar su vagina como receptáculo de la cuchara sopera de los super yoguis tántricos?

Comentarios de Juan Delmastro: La esclavitud sexual es por definición de acuerdo a los Estatutos Romanos (Artículo 7(2)(c)) el ejercicio de todos o cualquiera de los poderes adjuntos al "derecho de propiedad" sobre una persona. Comprende la repetida violación (sexual) o abuso sexual o forzar a otra persona para que de servicios sexuales así como la violación sexual por parte del captor. La ignorante clasificación de "esclavitud sexual" de las actividades yóguicas tantricas donde los seres de alta realización se involucran en técnicas con el uso de organos y gozo sexuales en meditaciónes profundas, es no comprender por un lado absolutamente nada de como se cualifica, estructura, permite y consensua tal relación entre el yogui y la yoguini -sobre el significado, alcance y modo de práctica de los altos yogas tantricos; y por otro lado es no entender nada de qué significa la expresión "escalivitud sexual".



Conclusión General: Este tipo de comentarios como el de este lector en particular, muestran la diversamente ignorante y enredada percepción que el público en general -no estudioso de las filosofías indias y budistas- tiene de base. Claramente esta base está construida sobre la ignorancia de la propia "opinión personal". Sin duda una posición totalmente contraproducente y dañina para el verdadero entendimiento y conocimiento de las tradiciones y filosofías superiores del tantra budista y el verdadero tantra indio.

Anonymous said...

1) "Gracias por responder. Dice en su artículo que la unión sexual en el tantra solo está al alcance de yoguis muy avanzados (con una correcta percepción de la vacuidad y etc. ). Pero un yogui de tal nivel ¿qué necesidad tiene de remover su cuchara sopera en la vagina de una consorte humana?".

Comentarios de Juan Delmastro: En primer lugar "remover su cuchara sopera en la vagina de una consorte humana" es una pobre caricaturización que este particular lector hace del texto utilizando simplistamente "la exageración", esto puede ser útil en retórica y política, pero no en el mundo académico (Straw man logical fallacy).

En el artículo dice claramente: "el acto de unión de órganos deja de ser “sexual” y más parece como agarrar una cuchara y batir una sopa". En consecuencia no hay alución a "remover la cuchara en la vagina", como este lector erróneamente presupone. Esto muestra adicionalmente y claramente que este lector ya tiene un prejuicio de base, que interfiere en su entendimiento e interpretación del texto, lo que es totalmente consecuente con la "interpretación personal" de los tantras que sostiene la ignorancia del "público en general" junto con algunos académicos -occidentales en su mayoría- que erroneamente han "recodificado" los textos tántricos de manera textual, y no metafórica o simbólica.

En segundo lugar en cuanto al argumento en sí de que los yoguis tengan o no tengan la necesidad de utilizar el gozo sexual por medio de la unión de organos, esto está circunscrito a las predispocisiones previas de los yoguis en cada caso particular, en cuanto a: qué nivel de actividad mental sea predominante en el yogui (adaptativo, discrimativo/analítico, o activo); de su previa predisposición a las obscuraciones (a la agresividad, al deseo/apego, o ignorancia básica); y de su previa predispocición a las prácticas yóguicas de los Altos Tantras.

En tercer lugar este lector tiene que estudiar y comprender los diferentes niveles de realización a que los yoguis acceden ya sea desde el sistema-modelo de los samadhis o ya sea desde el sistema-modelo de los bodhisattva-bhumis. Ciertamente hay diferentes tipos de yoguis, unos mas avanzados que otros, de acuerdo a la escala espiritual propia de estos sistemas-modelos.

En consecuencia, la pregunta original tal y como está, está mal formulada desde un principio, está completamente fuera del foco de la proposición que los Altos Yogas Tantricos hacen a los yoguis que han logrado el correcto entendimiento intelectual de la vacuidad, y estabilizado su visión de la vacuidad bajo una real experiencia meditativa (Samadhi) con o sin unión con la Bodhicitta; yoguis que luego cualifican o no para realizar las prácticas tantricas con consortes.



2) "Creo que a ese nivel de realización uno ya se puede morir a gusto porque ya no se tiene necesidad alguna de nada. ¿No?".

Comentarios de Juan Delmastro: Continuando con la recomendación anterior, este lector particular debiera estudiar, clarificar y profundizar su entendimiento de los sitemas-modelos de realización yóguica y encontrar un monje cualificado que le enseñe sobre tantra básico en un curso de introducción al tantra.

Luego de estos estudios, la persona informada ve claramente que cuando un practicante alcanza el menor nivel yóguico, aun tendrá un gran trecho de realizaciones espirituales para poder decir que "ya no se tiene necedidad alguna de nada". Adicionalmente al alcanzar el menor nivel de realización yóguico, el tema de la muerte se trasciende a nivel conceptual.



3) "Pueden leer acerca del lado oscuro del empleo de la unión sexual en el tantra budista en este interesante artículo [citado el original] de título "I was a Tantric Sex Slave", en The Nation, 1999. Un saludo".

Comentarios de Juan Delmastro: Nuevamente el lector hace una alusión exagerada, y caricaturizada de los hechos. Por ejemplo cuando menciona que el tantra budista, tiene un lado oscuro en el empleo de la sexualidad, está juzgando erroneamente la tradición budista del tantra. Cualquier lector medianamente inteligente puede darse cuenta, que el lado oscuro del empleo de la sexualidad yace -únicamente- en la persona que hace mal uso de la sexualidad. Esto puede ser un abuso, vejación, cohersión, manipulación o violencia sobre la pareja sexual, sea esto en un contexto religioso, conyugal, comercial, amoroso o pasional.

Cualquier budista sabe que si las relaciones sexuales son abusivas, por definición es imposible que puedan clasificarse como prácticas tantricas, también es imposible que dado el abuso, involucren "consortes".

Por definición si un Lama comete un "abuso sexual", es un problema y un acto inmoral únicamente de parte del Lama en particular y también -en mayor o menor grado, si se es mayor de edad- de la persona afectada que ha permitido que el abuso se lleve a cabo. Por tanto, no es posible decir que existe un abuso sexual "intrínseco" por parte del budismo tantrico tibetano, ni de ninguna tradición verdaderamente tradicional de altos tantras ya sean estos hindúes o budistas.

Estas situaciones no son diferente del abuso sexual de los curas católicos con sus monjas, conducta que debe ser juzgada por la ley y establecidas sus condenas. Sin embargo, esto en definitiva no tiene absolutamente ninguna relación con el mensaje crístico de "amor al prójimo" -por decir un ejemplo algo burdo.

La pregunta es, ¿por qué ciertas personas ponen en un pedestal tan alto a sus maestros, sin investigarlos o cuestionarlos y al mismo tiempo comprometen tanto su persona a nivel emocional y física? Claramente esto está relacionado a la autonomía y a la responsabilidad personal cuando tenemos relaciones con cualquier representación del poder (sea este político, religioso, fáctico, emocional, económico y etcs).



Aspectos Generales de los Casos de Abuso Sexual en las Tradiciones Tantricas Budistas e Indias.

Existen dos problemas recurrentes en las personas que se involucran con las técnicas meditativas que utilizan “visión pura” y “devoción budista” hacia el Guru (maestro) de manera superficial y contrapdoducente como "supuestamente" le sucedió a June Campbell desde pequeña al utilizar estas técnicas (pues solo estaba en sus 20's cuando se comprometió sexualmente):

1) No haber estudiado previamente e intensamente la filosofía budista de base, para luego estudiar profundamente los tantras budistas e indios y comprender su carga cultural y estructura diacrítica, su simbología, mito y metáfora, así como también la pobre recodificación textual que algunos de los académicos de occidente llevan a cabo desde la decada de los 50's.

2)Además estas personas por alguna causa cual fuere, no siguen la recomendación tradicional que hace el budismo, de examinar e investigar por al menos 12 años el comportamiento y la personalidad de un Guru; antes de comprometerse personalmente al nivel de la “visión pura” y la “devoción budista” que los Guru Yogas en el contexto de los Altos Yogas Tántricos (tanto indios como budistas) requieren, y que adicionalmente pueden involucrar las prácticas con consortes.



Metsongma Parani que era una prostituta practicante de Dzogchen Tibetano dijo:

"I am the prostitute Parani.
As mind is neither male nor female,
When one understands bodhicitta, the supreme view,
Sexual union does not disturb its nature.
As mind is beyond birth and death,
even if you kill it, it does not die.
As all of existence is nectar,
from the beginning there is no place for purity and impurity!"

Anonymous said...

Nunca he visto una definición más clara sobre el verdadero tantra. Lo he recomendado a mis amigos para que vean que no se dejen llevar por el exotismo del orientalismo y por los tópicos de siempre.
Y justo ahora que mi ciudad está llena de carteles sobre ¨tantrismo sexual¨.
Un saludo.
Gloria.

Post a Comment