-->

Sunday, 30 September 2007

Budismo, Impermanencia II



En cada poeta, en su obra, a veces la noción finita del ser...y la sensación de fatalidad,

aparecen.

Que grandiosa y fina intimidad...

Sin duda cuando ya las obras y las palabras no nos sirvan más, todo nos quedará en la mirada.

no se porque me preocupo tanto a veces...si olvido lo más importante...

rescatar y recordar la sensibilidad,

mi sensibilidad,

tu sensibilidad !

...en el fondo los amo, a todos.


Autor del video: Robert Díaz, realizador audiovisual.
Artistas: Gonzalo Rójas (poeta chileno), Guillermo Núñez (pintor chileno, premio nacional de pintura 2007)

3 comments:

Anonymous said...

No todos los poetas se vinculan de modo angustiante con la finitud; hay otros que le cantan a la naturaleza cósmica, como Juan. L. Ortiz.
A continuación transcribo un poema con la humilde intención de que reviva la voz del poeta para purificar y transmutar el dolor de todos los corazones que lean estas líneas:

UNA LUZ TIBIA...

Una luz tibia de perla.
Una luz replegada
para que tanta nieve floral
dé delicadamente
la suya, matizada, de mariposas quietas.
El silencio y el sueño, invierno,
cómo meditaron esta dicha y esta gracia,
si frágil,
y, efímera,
para todos, para la sonrisa y la bondad de todos,
para la luz íntima de todos,
para los cantos humildes y como inconscientes
de todos,
para el amor melodioso de todos!
Hay un vaho de dolor, de tristeza,
de horror, de sangre,
que nos vela esta mágica alba vegetal,
pero sabemos,
sí, sabemos,
que mañana,
sentidos numerosos y más sutiles,
sentidos vírgenes, ahora desconocidos y humillados
recogerán maravillados,
todos los mensajes alados de la dicha terrestre.



CÓMO ES DE SENSIBLE

¡Cómo es de sensible la emoción del crepúsculo!
El silencio es tan hondo que hace daño casi,
a pesar de que arde, todo floral, arriba,
en la emocionada palidez del cielo,
con euclaiptos negros, de improviso, subidos.

¡Y cómo se prolonga la emoción!
¿Cuándo una dulzura suave, flotante, alargó tenues sombras entre las plantas? ¿Cuándo salió la luna?

Soledad de los campos con luna. Soledad.
Campo y luna, dos notas sólo que sostienen
esta música eterna. Campo y luna.
¿Para qué más? Tengamos el oído sutil.

Andres Delmastro said...

Gracias anónimo...hermoso es.

Loredana said...

andrés,

tu blog me hace bien.

:)

Post a Comment